Humedad por Capilaridad ¿Qué es y cómo solucionarlo?

Si ultimamente has empezado a ver manchas oscuras en las paredes de tu vivienda, notas que la pintura parece desconcharse o que el ambiente se torna húmedo, es muy probable que te enfrentes a un problema de humedad por capilaridad.

Este es uno de los problemas más comunes en sótanos y plantas bajas de muchas casas, aunque mayormente suele presentarse en los edificios antiguos o en hogares ubicados en zonas propensas a lluvias frecuentes.

La buena noticia es que puedes solucionarlo con distintos métodos, pero como antes debes saber en qué consiste este problema, te lo explicamos en el siguiente artículo y además te daremos las mejores soluciones ¡No te lo pierdas!

humedad capilaridad

¿En qué Consisten las Humedades por Capilaridad?

La capilaridad es una propiedad presente en los líquidos para alcanzar distintas alturas, aunque esto dependerá de diversos factores. Generalmente ocurre cuando el líquido se encuentra en el interior de tubos estrechos o de tamaño reducido, pues así es posible que el nivel baje o suba, sin importar la fuerza de gravedad.

Es decir, las aguas del subsuelo son capaces de ascender a través del tubo capilar llegando a alcanzar las paredes de nuestra casa. Dichas aguas suelen contener sustancias salinas, tales como sulfatos, minerales y cloruros; éstas al ascender se evaporan y cristalizan adhiriéndose a los muros.

Pero ¿por qué son tan comunes? Pues se debe a que en las zonas subterráneas es frecuente que existan flujos verticales de agua, siendo estos los que (a través de la capilaridad) se cuelan hasta las estructuras porosas. Es precisamente por esta razón que recibe el nombre de »humedades por capilaridad»

Cuando las paredes ya han alcanzado su límite de saturación y no son capaces de tolerar más agua, el problema empieza a hacerse visible. Es en este momento que aparecen las manchas oscuras, el ambiente se vuelve muy húmedo y la pintura se desconcha.

Causas y Consecuencias

En muchas ocasiones este problema surge como resultado de aplicar incorrectamente la rotura capilar en los cimientos de la casa, o que ésta aún aplicándose bien, se ha ido estropeando con el paso de los años.

En otras palabras, las causas de las humedades por capilaridad pueden ser:

• Una incorrecta impermeabilización de los cimientos y muros

• Un contacto con el nivel freático (con las aguas subterráneas)

• La saturación a causa del agua de lluvia

• Daños a las instalaciones subterráneas por donde fluye el agua.

• Mala cimentación

• Incorrecto drenaje

Entre las consecuencias de la humedad por capilaridad se encuentran la oxidación y descomposición de los revestimientos, la presencia de malos olores y eflorescencias, la generación de bacterias e incluso hongos. Por consiguiente, este tipo de consecuencias traen consigo problemas respiratorios, que toda clase de humedad provoca; así como también el deterioro de muebles y de toda la propiedad en general.

Además, la humedad por capilaridad puede incrementar el gasto en calefacción, pues aumenta la conductividad en las paredes del hogar.

Asimismo, la altura a la que pueden llegar las manchas de humedad será en función de distintos factores, tales como:

• Barreras o tratamientos inadecuados que propician que la humedad ascienda.

• La temperatura en el ambiente que puede llegar a estimular la evaporación.

• La cristalización que suele producirse en el interior de las paredes.

• Las aguas de lluvia que se acumulan en el subsuelo de la vivienda.

Es por ello que resulta fundamental estar atentos a cualquiera de estos factores, pues en función a éstos, el problema puede solucionarse o agravarse…Pero ¿Por dónde empezar? Pues eso te lo explicaremos en el siguiente apartado.

humedades por capilaridad

 ¿Cómo Detectar y Prevenir a tiempo las Humedades por Capilaridad?

Antes de que la humedad por capilaridad se torne más complicado es importante tomar en cuenta varios aspectos para detectarlo a tiempo. En este sentido, es necesario considerar y prestar especial atención a varias señales que se repetirán con frecuencia.

La intensidad de estas muestras podrá variar en función de la composición del terreno o el muro, por lo tanto en la mayor parte de los casos en necesario el análisis de un profesional para que nos ayude a identificar la gravedad de la situación.

Uno de las señales más comunes que podrás observar será el despredimiento de la pintura en la pared, pues el agua que se encuentra en la parte interna del muro suele salir hasta el exterior, alcanzando una altura determinada.

En este sentido, los líquidos en esa zona de la pared ocasionarán que la pintura se desprenda o abombe, propiciando así que el agua termine por salir al exterior.

El segundo indicio será la humedad en las paredes; siendo esto producto de que el agua, al no encontrar obstáculos en su trayecto, atraviesa los cimientos y sube por las paredes. Como consecuencia, empezarán a formarse una serie de manchas húmedas, produciendo además un importante deterioro a nivel estético.

Asimismo, la humedad por capilaridad en las paredes genera una gran cantidad de bacterias y hongos, que a largo plazo serán sumamente perjudiciales para la salud de quienes habitan en el hogar.

La tercera señal que nos indicará la presencia de humedades capilares es el salitre en las paredes, pues el agua que sube a través de los capilares contiene sales minerales que ascienden desde el subsuelo.

De esta forma, cuando el agua empieza a salir termina por evaporarse, aunque las sustancias salinas inician su proceso de cristalización desde este momento; por lo tanto se generan eflorescencias de color blanco y también notables manchas de salitre.

Todo este conjunto de señales empezarán por mostrarse de manera poco constante y no serán tan notables al inicio, es por ello que debes mantenerte atento desde ya para prevenir que sea tarde cuando las detectes.

Además, es importante que si la humedad ha subido desde 60 a 70 centímetros en la pared, retires lo máximo posible todos los artefactos cercanos a ella, principalmente los cables o electrodomésticos.

Las áreas más propensas a experimentar las humedades por capilaridad son los sótanos, fachadas, paredes, techos, en el interior de los muros y en los suelos; en estas zonas debes prestar especial atención al momento de realizar la inspección para detectar este problema.

Una buena forma de empezar a prevenir las humedades por capilaridad es ventilando el hogar, así como a través de un buen uso de los aparatos de refrigeración. Pero teniendo en cuenta que en ocasiones esto no es suficiente, en el siguiente apartado te diremos los tratamientos más efectivos para controlar y deshacernos inmediatamente de este problema.

humedades en pared

8 Tratamientos para Controlar y Eliminar la Humedad por Capilaridad

Con los tratamientos que te mencionaremos a continuación podrás olvidarte definitivamente de este problema, así que presta atención y toma nota:

Arquetas inferiores

A pesar de que se caracteriza por ser una técnica complicada de realizar dentro de una casa común, también es una excelente alternativa de solución, puesto que te ayudará a reducir en gran manera los niveles de agua que puedan encontrarse en tus paredes.

También es importante que apliques este método con mucho cuidado, puesto que es posible que te encuentres con terrenos que harán que el descenso en los niveles de humedad genere grietas y asentamientos no deseados.

• Barreras físicas

Por lo general, este tipo de medidas para las humedades por capilaridad se aplica en muros de ladrillos y con la ayuda de una máquina especializada. Se realiza un corte transversal, para permitir la introducción de una capa impermeable.

Este proceso permitirá que las barreras se sellen juntas y refuercen de manera notable el aislamiento. No es un tratamiento recomendado para estructuras antiguas, puesto que conlleva una actividad agresiva para éstas, produciendo en muchos casos graves daños.

Y precisamente por esta razón sólo se aplica en edificios o pisos de nueva construcción, pues éstos se encuentran más reforzados y están preparados para este tipo de actividades.

tratamiento humedades capilares

Morteros antihumedad

Este tratamiento consiste en un aireador de saneamiento, compuesto por una red pequeña con microporos, siendo éstos los encargados de absorber toda el agua acumulada en las paredes o pisos.

La facilidad que tiene este método es que puedes aplicarlo tú mismo; para esto debes seguir los siguientes pasos:

1. Pica en la pared hasta que encuentres un soporte y procede a limpiarlo; ten en cuenta que éste debe ser firme, pues en él aplicarás el mortero concentrado. Esta aplicación se realizará utilizando la técnica del enfoscado, pues así podrás nivelar la pared hasta donde más te convenga.

2. Al tratarse de un mortero con grano grueso, el acabado no será muy estético, aunque en caso de querer uno más fino podrás lograrlo colocando una segunda capa, pero esta vez predosificado.

3. Para culminar el trabajo deberás revestir la pared con una pintura compuesta de resinas de pliolite, puesto que ésta permitirá que toda el área respire correctamente.

• Resinas hidrófugas

Estas suelen aplicarse inyectándola en la pared, en una consecución de perforaciones de aproximadamente 12 mm de diámetro. Estos agujeros deben realizarse procurando mantener una distancia máxima de 10 cm entre cada uno.

Sin embargo, antes de aplicar esta inyección debes considerar el espesor propio de la pared, pues la cantidad de producto debe ser inferior a esta medida. Luego de que los agujeros estén listos, será momento de inyectar la resina.

Dicha sustancia se extenderá por toda la parte interna del muro, tal como una barrera de humedad. En otras palabras, la humedad será capaz de alcanzar la resina, pero ésta no dejará que la traspase en ningún momento.

• Inyecciones antihumedad

Esta solución es una de las más efectivas contra las humedades de capilares, pues consiste básicamente en inyectar en la pared distintos componentes químicos, los cuales serán seleccionados previamente en función del tipo de humedad que se presenta.

La finalidad de este método es crear una barrera impermeable que no permita la ascensión del agua por los capilares presentes en las paredes de tu casa.

Asimismo, es un tratamiento que generalmente se acompaña de la sustitución los revestimientos que se hayan dañado y la colocación de nuevos impermeabilizantes. Será de esta manera que conseguiremos eliminar y reparar cualquier tipo de problema relacionado la humedad en nuestras paredes.

limpiar humedades pared

Barreras químicas

Este es un método que consiste en pulverizar el lado interno de los muros utilizando productos específicos que permitan su aislamiento de la entrada de agua, facilitando a su vez la evaporación de la misma. Mayormente se utilizan químicos como compuestos a base de silicona o resinas disueltas en agua.

No obstante, para que la técnica tenga un éxito total, el profesional debe asegurarse de que el proceso de aislamiento se ha realizado de forma correcta. En caso contrario, la propiedad ascendente del agua se podría incrementar, por lo tanto, las subidas de agua será aún peores, generando así mayores complicaciones.

Higroconvectores

Este último tratamiento también es considerado uno de los más efectivos, pues consiste en introducir tubos cerámicos, o también de plástico dentro del muro. A través de éstos se generará un flujo de aire continuado que generará la evaporación del agua.

En el momento en que este aire salga al exterior, podrá arrastrar con él los restos de humedad por capilaridad que pudiese encontrar dentro de la pared, por lo tanto notarás un ambiente menos húmedo y más saludable.

 Conclusiones

Ahora que ya sabes más acerca de las humedades por capilaridad, es importante que si estás presentando este problema en tu vivienda o consideras que tu casa se encuentra propensa a atravesar esta situación, realices una minuciosa inspección o solicites que un profesional lo haga.

Recuerda que al detectar a tiempo el problema te ahorrarás graves consecuencias, como enfermedades respiratorias por humedad, daños a la estructura de tu casa y demás riesgos. Pero si ya estás enfrentando una humedad por capilaridad en los muros de tu casa, es importante que actúes inmediatamente y empieces a darle solución al problema.

También es importante que tengas claro quién debe correr con los gastos del problema, pues éstos pueden recaer en la comunidad de vecinos o en el propietario de la vivienda; todo esto dependerá de si el bien es privativo o comunitario.

Es decir, si el daño ha sido a nivel externo (fachadas, bases de la estructura, etc.) es probable que la comunidad de vecinos deba pagar por los arreglos. Pero, si por el contrario, es a nivel interno (dormitorios, baños, etc.) será el propietario de la casa quien se encargue de costear las reparaciones.

Puedes hacerlo por tu cuenta si te sientes calificado, aunque si por el contrario requieres contactar a un profesional, es importante que no contrates a cualquier persona, sino a alguien realmente preparado para solucionar el problema. Para ello en Reformas Vilar contamos con una holgada experiencia de más de 15 años en el tratamiento de Humedades por Capilaridad, logrando unos resultados excelentes.